Tipos de motores para vehículos: ¿cuáles y cuántos son?

Un motor es como un gran mapa con conexiones permanentes que deben funcionar en su totalidad para mantener a la máquina operativa. En este caso, la máquina es el vehículo, cuyos motores tienen una enorme cantidad de piezas. Pero saber cuáles son los tipos de motores para vehículos es importante cuando tienes un carro y necesitas conocer la realidad de tu motor. Pero, ¿cuáles y cuántos son estos tipos?

¿Cómo catalogar a los diferentes tipos de motores para vehículos?

La clasificación de tipos de motores para vehículos puede hacerse con diferentes categorías, dependiendo del asunto que se quiera tratar. La categoría más amplia es la que se mide por el tipo de combustible del motor: en el caso de los vehículos, la mayoría de motores funcionan con gasolina, pero también los hay que funcionan con diésel o los que son híbridos o eléctricos.

Especialmente en los motores de gasolina, que son los más comunes, es frecuente también preguntar por el cilindraje. Descubre más a continuación.

Según su alimentación

Los motores más famosos en el mundo, y los más difundidos, son aquellos que se alimentan con gasolina. A través de una base termodinámica, la gasolina hace comenzar un proceso para la creación de energía mecánica con diferentes elementos físicos y manufacturados. Pero que este sea el más conocido no implica que no haya más, pues también hay motores alimentados por otros combustibles como el diésel, que funcionan de manera similar y son más comunes en vehículos de carga pesada.

Otros de los motores que se han hecho populares han sido los que se alimentan a través del gas. Por es, es posible conseguir carros con motores de GLP (gas licuado de petróleo) o GNC (gas natural compromido). Estos tipos de motores fueron la gran alternativa a la gasolina en un momento, pero han sido sustituidos por los grandes motores del siglo XXI: híbridos y eléctricos. La alimentación de los motores híbridos es mixta entre un combustible fósil y la carga eléctrica, y las autopartes se parecen más a las de un motor de gasolina. Pero la situación es totalmente diferente con los motores eléctricos que, aunque no proporcionan mucha autonomía, cada vez son más solicitados.

Según sus cilindros

Muchas personas deciden si comprar un carro o no al conocer cómo es el cilindraje o la cilindrada. Entre los tipos de motores para vehículos, especialmente los de gasolina, saber cómo son los cilindros es un asunto importante.

Para los carros más comunes, la disposición más frecuente es de tener cuatro cilindros en línea. Esto se conoce como motor en línea y en algunas ocasiones puede variar a ser solamente tres cilindros, en los carros más pequeños, o cinco y seis, en carros de lujo.

Sin embargo, existen otras disposiciones diferentes a las del motor en línea. Por ejemplo, están los motores en V, con sus diferentes variedades (V6, V8, V10, V12). Estos son conocidos como de gran cilindrada y se reservan para carros más exclusivos. Otra variedad son dos motores en V, que se llaman W, y juntan dos filas de cilindros en V, dando aún más fuerza.

Avances tecnológicos en el área de motores

Los motores son máquinas, que evolucionan con el pasar del tiempo y van cambiando de forma permanente. Los avances tecnológicos en el área de motores también han influido en los tipos de motores para vehículos. En las últimas décadas, uno de los cambios más notables ha sido la reducción del número de cilindros, que ha bajado de los ocho a los cuatro en la mayoría de los carros, sin que esto afecte al rendimiento del motor.

Más recientemente, los fabricantes de motores se han puesto nuevos retos en avances tecnológicos para hacer a las máquinas más eficientes. Uno de ellos consiste en la desconexión de cilindros, que permite que el carro pueda funcionar con uno o pocos cilindros si la situación lo permite. Otros temas que han involucrado a los fabricantes han sido los relacionados con la compresión: marcas como Mazda están optando por el encendido por compresión, que optimiza el encendido del motor. Todo está cambiando, de forma gradual y progresiva.

Deja una respuesta